1. ¿Por qué es importante cuidar los dientes temporales si van a caer?

Los dientes y las muelas de leche deben tratarse siempre, puesto que las caries en los niños pueden implicar una serie de riesgos como:
– Infecciones bucales (flemones) con riesgo de diseminación de las bacterias al torrente sanguíneo, provocando endocarditis bacteriana, fiebre reumática o problemas renales.
– La pérdida prematura de los dientes de leche, que ocasiona una pérdida de espacio para los dientes permanentes o definitvos, provocando apiñamientos que necesitarían un tratamienot de ortodonca para recuperar el alineamiento natural de los dientes.
– Otro problemas como el dolor dental, sensibilidad, inflamación de las encías (gingivitis), halitosis (mal aliento), etc.

2. ¿A qué edad es acosejable llevar a mi hijo al dentista?

Es muy importante controlar a un niño desde que erupcionan sus primeros dientes, con el propósito de educar a los padres en la prevención de caries y de inculcar un hábito de higiene dental en sus hijos.

3. ¿Qué debo hacer si se me rompe un diente o se me sale por completo, ya sea de leche o permanente?

Ante un golpe en los dientes, es conveniente acudir al odontólogo, aunque no se aprecie nada que nos alarme, ya que si se aplica un tratamiento precoz, el riesgo de complicaciones posteriores se minimiza.

Los golpes en los dientes temporales pueden afectar directamente a los permanentes en formación, alterando la forma, el color o la dirección de salida.

En las fracturas de los dientes permanentes, si se encunetra el fragmento, es aconsejable guardarlo en suero o en leche, puesto que en la mayoría de los casos se puede volver a adherir al diente roto.

Si el diente permanente, por el golpe o traumatismo, sale por completo de su posición en la boca, es muy importante acudir con urgencia al dentista para poder reponerlo en sus sitio. En estos caso, el diente se debe conservar en suero, leche o saliva, y las posibilidades de éxito duradero disminuyen a medida que para el tiempo hasta la recolocación del diente.

4. ¿Cómo puedo saber si mi encía está enferma?

Los primeros signos y sintomas que aparecen cuando la encía no está sana son el sangrado espontáneo, o tras el cepillado, la inflamación y el enrojecimiento.
Además, si no se tratan estos problemas pueden apararecer otros síntomas como la retracción de las encías, pus, mal sabor y mal olor de la boca, movilidad de los dientes, etc.

5. Tengo mal aliento, ¿qué puedo hacer?

El 90% de los casos de mal aliento tienen su origen en la cavidad bucal, y el restante 10% es muy variado. Éste puede ser debido por ejemplo a sinusitis crónicas, afecciones de las vías digestivas, etc.

Las encías enfermas (gingivitis y enfermedad periodontal) y las caries contribuyen sustancialmente al mal aliento. Con una buena salud dental y con una correcta higiene dental (cepillado de dientes y de lengua) se puede evitar este problema de halitosis.

6. ¿Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal?

La causa de la enfermedad periodontal es de origen bacteriano. Cuando no realizamos una buena higiene bucal, no eliminamos las bacterias que tenemos en la boca y éstas penetran en el espacio que hay entre los dientes y la encía, provocando una reacción inflamatoria y destrucitiva del hueso. Estas bacterias por si mismas no son capaces de provocar esta enfremedad, necesitan una predisposión genética. Además, existen otros factores que favorecen su desarrollo, como el tabaco, el esrés, la diabetes, etc.
Para prevenir la enfermedad periodontal es necesario realizar un cepillado de los dientes correcto después de cada comida y usar el hilo o seda dental diariamente. Además es recomendable acudir al dentista cada seis meses para que los profesionales de la clínica les realice una limpieza bucal y controlar así la enfermedad periodontal.

7. ¿Qué cepillos son mejores, los eléctricos o los normales?

Si se realiza una buena técnica de cepillado, ambos tipos de cepillos de dientes son igualmente efectivos para limpiar los dientes y prevenir las enfermedades de las encías.

En determinados casos recomendamos los cepillos eléctricos, por ejemplo, para personas con una manualidad reducida como ancianos, enfermos o discapacitados. También los recomendamos en pacientes más perezosos o que no tienen paciencia suficinte para su cuidado bucodental diario.

8. ¿Cómo se pueden prevenir las caries?

Siguiendo una dieta alimenticia mediterránea, evitando alimentos ricos en azúcares y acudiendo periódicamente al dentista.

9. ¿Rechinar los dientes es malo?

El bruxismo es una parafunción que se produce de forma inconsciente y que suele darse por la noche, normalmente debido al estrés o a la ansiedad.

Su tratamiento consiste en colocar una férula de descarga para evitar el desgaste prematuro de los dientes y sus consecuencias.

10. ¿Por qué se deben sustituir los dientes perdidos?

Al perderse un diente o varios, se rompe el equilibrio que normalmente existe en la boca para masticar adecuadamente. Esto provoca progresivamente movimientos indeseables de los dientes cercanos y se desencadena un problema mayor que afecta a los tejido que soportan las piezas dentarias, los músculos de la masticación e incluso la articulación de la mandibula.

Por estos motivos, es aconsejable reemplazar los dientes perdidos para restaurar la función y la estética.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies